¿Se puede usar esmalte común en lámpara UV y LED?

Una última tendencia en la moda femenina es llevar las uñas arregladas y con buen aspecto. En el mercado podemos encontrar muchos esmaltes diferentes, entre ellos los permanentes y semipermanentes; y otros muy diferentes, que son los comunes.

El esmalte común no se puede usar en una lámpara UV y LED, porque su composición no está preparada para este tratamiento; por lo que podría estropear la uña.

Sin embargo, hay otros dos tipos de esmalte que si podemos usar con estas lámparas: semipermanentes y permanentes. 

Las lámparas UV y LED en esmaltes semipermanentes

Los esmaltes poseen una composición química de nitrocelulosa, formaldehído, tolueno, entre otras más; pero este tipo de esmalte común no dura más de siete días en las uñas.

Los semipermanentes también tienen un compuesto de polímero adicional llamado metacrilato. Para que estos se sequen, se requiere de una lámpara UV o LED. La duración de este tipo de esmaltes es de 2 a 3 semanas y mantiene el brillo y el color.

Las lámparas UV o LED son dispositivos diseñados para que se apliquen los esmaltes semipermanentes o uñas de gel. El efecto que produce la luz sobre el esmalte específico para ello, es de secar y fijar para que dure mucho más de manera intacta sobre las uñas.

Características de las lámparas

Las características generales de estas dos lámparas para poder elegir sobre ellas, son:

  1. Existen diferentes tipos de tamaños. Según sean más grandes permitirán ser más uñas a la vez. Unos tamaños permiten secar cinco uñas y otros ahorrar mucho más tiempo. 
  2. Existen lámparas entre 15w, 24w y 36w. Cuanto más rápidos son los vatios, más rápido es el secado.
  3. La temporización es diferente en cada lámpara. Algunas cuentan con un botón de encendido y apagado, controlando la exposición de las uñas a la luz. Otras, sin embargo, tienen un temporizador que se apaga de manera automática a los 120, 90, 60 o 30 segundos. De esta manera, ahorramos energía mientras no se utiliza y todas las uás reciben la misma exposición.
  4. Amplia lista de diseños, según la forma, los botones y el color.

Para este tipo de lámparas la mejor opción es poner encima de las uñas un esmalte semipermanente, y además de utilizar el color, hay que usar base y top coat. Sin embargo, hay aspectos que quizá te ayuden a que la práctica te sea más efectiva.

Tanto las lámparas LED como la UV se ubican por debajo de los 400 nm, por lo que es ultravioleta. Sin embargo, ambas se diferencian por la longitud de onda, ya que no poseen la misma.

Con la lámpara UV el esmalte solo tardará en secar dos minutos aproximadamente. Mientras que, con la lámpara LED, tardaría unos treinta segundos.

Respecto a la luz ultravioleta, requiere mucha energía, por lo que la hace menos eficiente; por lo que, a largo plazo, genera más gastos. Las lámparas LED consumen menos, duran más, son más ecológicas y, a largo plazo, resultan mucho más económicas. 

Con la luz UV puede secar cualquier tipo de esmalte, incluidos geles. En cambio, la luz LED, solo seca esmaltes formulados para las mismas, como es el caso de los semipermanentes.

Finalmente, económicamente hablando, las lámparas LED son más caras que las UV, sin embargo la UV generan más gasto de energía y el cambio de bombilla tiene que hacerse frecuentemente, por lo que genera costos adicionales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *